domingo, 26 de octubre de 2008

The Lemonheads en Valladolid


El sábado por la noche fuimos Kike y yo a ver a los Lemonheads y a descubrir que Evan Dando no se ha cambiado de ropa desde los tiempos de grunge. Apareció en escena de esta guisa que se observa en las fotos. Camiseta (con agujero) de Iron Maiden, vaqueros rotos al más puro estilo Seattle de toda la vida y zapatillas Converse.

El lugar del concierto, el Teatro Cervantes, es un teatro pequeñito, más pequeño que el salón de actos de un colegio, y la gente esperaba tranquilamente sentada en sus asientos. Yo creo que, al igual que yo, nadie se esperaba gran cosa. Kike y yo, que teníamos la fila 3 -estábamos al ladito del escenario- mantuvimos la mítica conversación: Si pudieses elegir, ¿a quién te gustaría ver aquí esta noche?. Kike dijo The Cure o Radiohead, y yo estuve de acuerdo, aunque tambien se me ocurrían otros grupos como Sonic Youth o Red House Painters (o incluso Sr. Chinarro, que es mi ídolo). Somos, cada uno a nuestra manera, bastante predecibles supongo. Tres escaleritas y un par de metros nos separaban del escenario.

Cuando salió Mr. Dando, caminando un poco torpe y encorvado, la gente aplaudió con bastante moderación, algunos grititos incluidos y el bajista, muy sonriente él, dijo "you guys seem very relaxed". Evan se presentó y dijo, con una alegría evidente, que era el último show de la gira, y empezaron a tocar My Drug Buddy. Me sorprendió que el tipo chapurrea español, con un "qué pasa con los seats? ¿cómo se dice seat? ¿Qué pasa con los asientos?" incluido antes de tocar Style.


Yo había perdido de vista a Lemonheads hace años, no tenía ni idea de que iban a sacar disco, pero un concierto así en Valladolid no podía perdérmelo. Una vez comprada la entrada había buscado vídeos en YouTube de su gira actual y me habían horrorizado. Salía Evan Dando desafinando un montón, él sólo con una guitarra que parecía desafinada, un desastre, vamos. Y claro, fui al concierto esperándome lo peor. Unos tipos acabadísimos. Pero como suele pasar en esas ocasiones, no estuvo tan mal. La guitarra estaba afinada y Evan Dando sólo desafinó a veces. ¡Un triunfo, vamos!.

Y los Lemonheads dieron el concierto más amateur que recuerdo haber visto nunca. Más amateur que el cantautor del barrio que toca de vez en cuando en el bar de abajo. Despues de My Drug Buddy, Evan se acercó al bajista y le preguntó: "what you wanna play?", y el bajista le dijo el nombre de una canción, se descojonaron y se pusieron a tocar otra vez. Ni setlist ni leches. ¡Si llega a salir Fran Nixon de Australian Blonde el teatro se cae!

Cayeron muchos clásicos, pero tambien se dejaron muchos en el tintero. No sonó Mrs. Robinson, ni It´s About time, ni I´ll do it anyway, pero sí sonaron It´s a Shame about Ray, Into your Arms, My drug buddy, Big Gay Heart, Down about it, Style y algunas otras que conocía pero no por el nombre. Tocaron sólo hora y veinte, y se fueron sin más. Incluyendo el rato "de relleno" que Evan Dando se quedó sólo en el escenario y, cual cantautor pesao, tocó lo que le dió la gana enlazando caniones, pasando un poco de todo.



Creo que al final se lo pasaron medianamente bien, casi tan bien como tres adolescentes que ensayan en un local cancioncillas sin pretensiones. Aunque mejor me lo pasé yo, que no paré de hacerles fotos y grabarles vídeos con mi mierda de cámara (los enlaces son a vídeos que aunque son malos pues molan).

Y no dieron más de sí, porque no se podía dar más de sí en un plan tan amateur. No hubo excesiva conexión con el público y más que un grupo mítico parecían, como digo, unos adolescentes tímidos tocándose unas cancioncillas en las fiestas del colegio. Y eso, por encima del sonido, la entrega y las canciones, fue con diferencia lo que más moló del concierto.

5 comentarios:

miriam chacon dijo...

Manolito, leer tus últimas entradas me ha ehcho sonreir por primera vez desde que mis pies se posaron en valladolor (ya hace un par de horas).Gracias por comentar también las pelis de seminci, eso que me ahorro!

Mariano dijo...

a mi me resulto un tanto decepcionante.. mira el concierto de nuevo.. (si te apetece luego de esa performance) en video lemonheads yo lo he visto varias veces intentando rescatar algo pero no he podido..
saludos

Manolo dijo...

Gracias Miri.... ya sabes que la alegría es muy mutua.
Ahora me paso por MirFotos a ver si hay delfines o tiburones o un ahogado en la piscina del barco.

Mariano, gracias por comentar mi post. He visto el video, y hablamos de conciertos distintos. Sí, ya lo sé, practicamente iguales, ero lo que moló del de Valladolid fue que pareció la actuación en la verbena de las fiestas del colegio cuando eran los Lemonheads (que en su época marcaron estilo). Y, por encima de todo, que yo estaba a tres metros de ellos y les oía comentar la jugada entre canción y canción

Anónimo dijo...

Manolo buen trabajo!!Solo añadir una cosa , fue chulisimo entrar en la sala y caminar hasta la fila 3 ,mirando atras me dieron ganas de carcajear cual villano que se sale con la suya. Y eso fue gracias a ti que comprastes las entradas , gracias amigouw.
Por cierto Evan ¡grounge is dead!
Duchate chacho , hazlo por tus fans.
Kimaga

Manolo dijo...

My pleasure, Kimaga.
Con lo poco que nos apetecía ir, eh?...